Lo Bueno y lo Malo de: Definir un ContratoIndividual de Trabajo


No nos malinterpreten, tener un Contrato Individual de Trabajo en forma siempre es bueno; sin embargo, hay cosas que podrían perjudicarte si no lo tienes correctamente definido. Hay contratos tan mal realizados en su forma y contenido que podrían perjudicarte en vez de benficiarte.

Tener un modelo de contrato profesional te dará seguridad y certeza jurídica. Hay muchos servicios y generadores en línea pero por lo pronto te podermos recomendar este modelo gratuito que puedes generar tu mismo. ¿Por qué tener un Contrato Individual bien definido? Hoy en día, no hay PyME competitiva que no cuente con un formato de Contrato Individual apegado a los lineamientos de la Ley Federal de Trabajo en México. Es indispensable darse una vuelta por la ley y revisar todos los requisitos legales que apliquen a nuestro negocio. Hacer esto nos ahorrará dolores de cabeza e idas innecesarias a largos juicios que mermarán el tiempo y el esfuerzo que dedicamos a nuestros negocios para que salgan adelante. Pevenir es mejor que lamentar. Llegados a este punto nos preguntamos ¿realmente me conviene hacerle contratos a mis trabajadores? ¿no tendrá más desventajas y riesgos que beneficios?. Pues bien, sigue leyendo por que justamente abordaremos este tema.

Lo Bueno

1.- Tu PyME estará bien protegida Proteger tu empresa es indispensable. Piensa en ella como el activo más valioso pero, a su vez, el más vulnerable. Finalizar el contrato sin tener que dar algún tipo de indemnización injusta para ti es indispensable y tendrás la posibilidad de terminar con la relación laboral de acuerdo con el artículo 53 de la Ley Federal del Trabajo. No lo dejes para mañana, tu estabilidad emocional te lo agradecerá.

2.- Puedes definir el tipo de contrato.

De acuerdo al artículo 50 de la Ley Federal de Trabajo, debes definir si tu contrato será por tiempo determinado o indeterminado. ¿Esto hace una diferencia? Si, y abismal. Imagínate que tienes varios empleados y tienes que recortar personal por falta de liquidez. Si en ese momento hiciste contratos por tiempo indeterminado, tendrás que hacer una erogación equivalente a 3 meses de salario por cada uno de tus empleados. Nada barato ¿verdad?. Es mejor que definas una estructura donde a los empleados que han demostrado una mayor pertenencia a la empresa les brindes la oportunidad de tener mejores contratos, además de que puedes establecer un periodo de prueba que te ayudará mucho con los empleados de nuevo ingreso.

3.- El bendito artículo 47 El artículo 47 de la LFT establece las causas de rescisión de la relación de trabajo que podrás invocar solo si tienes un contrato de trabajo bien definido. Tal vez pienses “Sin un contrato de trabajo, puedo deshacerme de un mal trabajador”. Nada más alejado de la realidad. Para que empieces por comprobar la relación laboral debes tener bien definidas las condiciones bajo las que contrataste a tu trabajador y, sin eso, prácticamente el trabajador tiene ventaja sobre lo que pudieras argumentar llegado un juicio en el que no tengas un contrato.

4.- Motiva a tus trabajadores Si defines un buen esquema de crecimiento en tu empresa apegado a contratos individuales bien definidos, tus trabajadores se esforzarán más y tendrás un mecanismo para recompensar a tus trabajadores sobresalientes. Contratos con mejores prestaciones, mejores condiciones y más beneficios suenan bien para tus mejores trabajadores ¿no?

5.- Una empresa más profesional y más clara ¿Quieres inyectarle claridad a tus puestos, sus funciones y tus procesos? Empieza por tener un vínculo laboral bien organizado. Un contrato te da la facilidad de mantener tus puestos y sus funciones bien organizados. Nunca está de más consultar para que contrataste a determinado empleado y tener claro cuando le asignas nuevas funciones con otro contrato.

6.- Evita empleados abusivos Afrontémoslo, existen empleados que un día no van a querer asistir a sus labores ¡y te van a culpar por ello!. Defiente tu empresa y tu patrimonio con reglas claras que podrás invocar desde la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de tu localidad.

Lo primero que van a revisar es que hayas firmado un contrato consistente y que te proteja, desde ahí determinan que acciones le recomendarán a los trabajadores que abusen de tu confianza.


Lo Malo

1.- La “novatada” de formularlo si




n conocer de la ley Hacer un contrato de trabajo que no esté apegado a la LFT puede traerte más problemas que beneficios. Las lagunas legales que dejes expuestas podrán usarlas en tu contra. Por ejemplo, si no defines correctamente los mecanismos para que tus trabajadores realicen tiempo extra, podrán alegar que los sometiste a un trabajo mayor que el reportado y ¿cómo vas a comprobar que no lo hiciste así llegado el momento?. Por eso, te reiteramos, utiliza un formato profesional.

2.- Una mayor carga burocrática Si si, sabemos que hacer Contratos Individuales y darles seguimiento es un trabajo engorroso, más cuando tienes que estar pendiente de cuando vencen y renovarlos. Pero ¡hey! Tod


o trabajo tiene una desventaja. Es mejor esta carga extra de trabajo que enfrentar las consecuencias de no tenerlo.

3.- Desmotivación para algunos trabajadores Si diseñas un contrato que no refleje el crecimiento profesional que tendrán tus trabajadores, podrían sentir que solo los estás estancando. Define distintos contratos para distintos puestos con distintas antigüedades. Hacer esta distinción les hará saber a tus trabajadores que te preocupas por ellos y que estás al pendiente de su crecimiento profe


sional. En conclusión Así como lo leíste: son mas las ventajas de tener un Contrato Individual de Trabajo bien definido para cada uno de tus trabajadores que no tenerlo.


IntegriApps | Control en la Nube info@integriapps.com facebook.com/integriapps https://twitter.com/IntegriApps


21 visualizaciones0 comentarios